Demagogia

 

Mi hija está aprendiendo a utilizar la demagogia ,”estrategia utilizada para conseguir el poder, que consiste en apelar a prejuicios, emociones, miedos y esperanzas para ganar apoyo popular, frecuentemente mediante el uso de la retórica, la desinformación, la agnotología y la propaganda política”, en las discusiones del día a día.
Todo empezó con el modelito de fin de año y los vestidos demasiado cortos y ajustados. Después de que se probará unos diez vestidos , cada cual peor,  no se me ocurrió otra cosa que decirle que no era muy elegante, ni adecuado ir de “minicantante de la Panorama”. A lo que me contestó, muy seria , que yo era de otras épocas y que esa declaración era un “micromachismo”,  y que las mujeres tienen que poder ponerse lo que quieran.  Menos mal que soy rápida de reflejos y le contesté que poder, claro que pueden ir como quieran, pero que lo que yo ponía en duda era que con ese vestido ella fuera cómoda y no disfrazada.
A partir de ese día en  el  que de su boca salió la palabra “micromachismo” no ha dejado de utilizar ese tono panfletero cada vez que le decimos que no a algo. Después de lo de que yo era machista , llegó lo de que era homófoba , porque no le dejaba que invitará a un amigo gay a pasar el fin de semana en casa. Y dio igual que le dijera una y mil veces que no era por que su amigo fuera gay, sino por sus últimos resultados académicos.  Tras el machismo y el odio a los gays me acusó de clasista , porque se me ocurrió decirle que no me gustaba cierto instituto de Lugo, al que le gustaría cambiarse, porque está lleno de “ninis” de barrio y de chonis.
Y ayer llegamos al culmen de la demagogia , soy racista porque no me gustaría que tuviera un novio colombiano, que le pidiera matrimonio a los 16 años , como le ha pasado a una amiga suya, que ya está prometida con 16 años.
¿Racista yo?; ¿Homofoba, clasista  y machista?.  Ahora resulta que soy la madre retrógrada del año:
Yo que trabajo para tener mis caprichos y sus caprichos, sin depender de nadie.  Que le he enseñado desde pequeña, que ella es autosuficiente y no necesita machito ninguno que la cuide y mantenga.
Soy una madre carca porque mi ilusión es que mi hija estudie una carrera, se labre un futuro y no que ande de bar en bar en  las horas de clase con todos los ninis de la ciudad
En fin pronto aprendemos los usos de la manipulación, como le dijo el otro día su amigo gay, que al final vino a dormir a casa  : “tenías que vivir con mi abuela latina y  te ibas a enterar “.

 

MARTA ESTA HARTA

BLOGS EL CORREO GALLEGO

http://blogs.elcorreogallego.es/martaestaharta/2018/01/25/demagogia/

 

Anuncios

NO DOY APROBADO

 

 
Ya huele a Navidad, y claro para muchos a “drama escolar” ,primera evaluación y primer lio del año 2018. Los adolescentes, como ya os comenté, van calentando motores al más puro estilo Chiquito y su ” no puedorr”, como si de un homenaje póstumo se tratase. O por lo menos esto es lo que está pasando en mi casa, que la adolescente dice que “no da aprobado”  ( expresión muy gallega el “no dar hecho”) y yo la observo en silencio, y veo que es verdad que  no da aprobado, pero  no por falta de capacidades, si no porque no se ha sentado delante de un libro ni 20 minutos seguidos en todo el trimestre. Así nadie da aprobado.
Es imposible que se apruebe si no se estudia, no se trabaja, y no sé va a clases..
El pasado viernes , el black friday , me vine arriba la senté en la mesa del comedor y le expliqué porque “no daba aprobado”. De repente mi dulce hija adolescente se convirtió en una hidra callejera y si me dejo al final la culpa del “no doy aprobado” era mía , aunque aún no sé muy bien porqué. Mientras ella se venía arriba, yo practicaba eso que he leído tantas veces de ” no gastar tus energías en discutir, el adolescente es más joven y tiene más energías siempre saldrá ganando”. Así que con cara de estoy tranquila la  escuchaba gritar, enfadarse , desenfadarse y volverse a enfadar, ya quisieran muchos “yoguis” la capacidad de abstracción que tiene una madre de adolescente.
Lo bueno es que estos momentos de enajenación mental adolescente vienen seguidos de un bajón y después un periodo de sumisión que dura unos 3 o 4 días y que estoy disfrutando ahora mismo. Lo peor que esto se acabará mañana y volveremos al “no doy hecho” y la próxima bronca dependerá de cuantos “no doy”, puedas escuchar tranquilamente. Yo con más de 20 no puedo.

La Pesadilla de los Grupos de WhatsApp del cole.

 

Si tengo que buscar una cosa positiva de que mi hija esté en edad “adolescente” además de que muchas noches me pueda ahorrar lo de hacer la cena,  es que en mi teléfono  ya no hay el famoso grupo de WhatsApp de Mamás del cole. Bueno miento, sigo teniendo el grupo de WhatsApp de madres , pero de madres de amigas de la adolescente. Madres  que estamos interconectadas para controlar, en la medida de lo posible, la vida social de nuestras hijas, que si ellas se organizan para ver como pueden salir más y mejor  nosotros también debemos de hacerlo para controlar el nivel de “jugarreta” al que pueden llegar. ya sabéis el famoso ” a menganita le dejan hasta  tal hora”.

Los grupos de WhatsApp del  cole son  lo peor y no porqué os lo diga yo , esta científicamente comprobado que de un grupo de 20 madres controlando lo que acontece en la clase de sus hijos  no puede salir nada bueno, pero a pesar de ello los grupos de mensajería de padres y madres son ya tan parte de la vida de la escuela como el servicio de comedor, por poner un ejemplo. Y con ellos ha llegado una última pesadilla para muchos docentes y no lo digo porque en esos grupos se les ponga verdes o se les cuestione todos los días. Lo que antes eran corrillos en las puertas de los colegios en determinados momentos del día se ha convertido en una reunión constante, un foro que acaba por convertirse en canal de crítica al profesor, cuestionar sus métodos o propagar rumores con gran facilidad, amparados también en la distancia que ofrece el teléfono. Y no sólo eso sino que a través de esos dichos grupos vamos eximiendo de responsabilidades propias y escolares a nuestros hijos, ya que todo se comunica por el grupo , desde la fecha del examen , lo que entra , los deberes pendientes o cuando es el próximo cumple de la clase ,por lo que los niños no tienen que pensar ni apuntar nada, por tener no tienen ni que escuchar al profesor , porque se da por supuesto que todo lo tendrá su madre en el WhatsApp cuando salga del cole. Y por último pobre de ti como se te ocurra salirte del grupo de WhatsApp , en ese momento estás condenando a tu hijo al mayor de los ostracismos sociales, así que por amor a tu hijo eres tu la que te ves condenada a pertenecer a ese grupo donde en muchas ocasiones no encajas y te terminas convirtiendo en “el convidado de piedra”

Yo entiendo que haya padres que en su preocupación por los estudios de su hijo tome la rienda de éstos y sin darse cuenta ese control se le va yendo de las manos , a todas nos ha pasado. Tod@s hemos hecho deberes hasta las 11 de la noche para que nuestros hijos cumplan con sus compromisos escolares, tod@s hemos estudiado literatura , historia o ciencias para que nuestros hijos aprueben un examen, pero  ¿donde está el limite?. Pues pienso que el límite está cuando tu hijo te exige a ti que sepas lo que cae , cuándo y cómo. No es lo mismo que él controle su agenda y sus trabajos y que tu le ayudes a poner orden que él no haga ningún tipo de esfuerzo y que todo el trabajo y sacrificio esté en tus manos y es que se empieza por el grupo de WhatsApp de primaria y se termina siendo responsable de todos sus fracasos, o por lo menos así te lo harán ver , ” no apruebo porque tú no estás en casa” , “porque tú no me compraste esto …o aquello” y así hasta un millón de culpabilidades.

http://blogs.elcorreogallego.es/martaestaharta/2017/09/25/la-pesadilla-del-grupo-de-whatsapp-del-cole/

MARTA ESTÁ HARTA

 

 

Y llegó el “momento Biquini “

Y aunque lo hayamos intentado postponer lo máximo posible ya llego…
“Momento Biquini”.
Marta Está Harta
El Correo Gallego

Este es el momento más Bridget Jones de todo el año, por lo menos para mí. Yo personalmente odio ese “momento biquini ” en el que te ves frente a un espejo semidesnuda, blanca casi rosa y con todos esos quilos de más, que llevas todo el invierno diciendo que vas a adelgazar y que por supuesto aún siguen ahí …
http://blogs.elcorreogallego.es/…/y-llego-el-momento-bikini

Fotos de Pies ….

Empieza el verano y con él las redes sociales se llenan de fotos de pies , en una extraña competición de ver quien tiene los pies colocados en lugares más idílicos: piscinas, playas, césped, con una puesta de sol de fondo, con chanclas  o descalzos pero la cuestión es que tus pies  reflejen tus maravillosas vacaciones.

 

 

http://blogs.elcorreogallego.es/martaestaharta/2017/06/14/fotos-de-pies/

 

Marta Está Harta

El Correo Gallego