Demagogia

 

Mi hija está aprendiendo a utilizar la demagogia ,”estrategia utilizada para conseguir el poder, que consiste en apelar a prejuicios, emociones, miedos y esperanzas para ganar apoyo popular, frecuentemente mediante el uso de la retórica, la desinformación, la agnotología y la propaganda política”, en las discusiones del día a día.
Todo empezó con el modelito de fin de año y los vestidos demasiado cortos y ajustados. Después de que se probará unos diez vestidos , cada cual peor,  no se me ocurrió otra cosa que decirle que no era muy elegante, ni adecuado ir de “minicantante de la Panorama”. A lo que me contestó, muy seria , que yo era de otras épocas y que esa declaración era un “micromachismo”,  y que las mujeres tienen que poder ponerse lo que quieran.  Menos mal que soy rápida de reflejos y le contesté que poder, claro que pueden ir como quieran, pero que lo que yo ponía en duda era que con ese vestido ella fuera cómoda y no disfrazada.
A partir de ese día en  el  que de su boca salió la palabra “micromachismo” no ha dejado de utilizar ese tono panfletero cada vez que le decimos que no a algo. Después de lo de que yo era machista , llegó lo de que era homófoba , porque no le dejaba que invitará a un amigo gay a pasar el fin de semana en casa. Y dio igual que le dijera una y mil veces que no era por que su amigo fuera gay, sino por sus últimos resultados académicos.  Tras el machismo y el odio a los gays me acusó de clasista , porque se me ocurrió decirle que no me gustaba cierto instituto de Lugo, al que le gustaría cambiarse, porque está lleno de “ninis” de barrio y de chonis.
Y ayer llegamos al culmen de la demagogia , soy racista porque no me gustaría que tuviera un novio colombiano, que le pidiera matrimonio a los 16 años , como le ha pasado a una amiga suya, que ya está prometida con 16 años.
¿Racista yo?; ¿Homofoba, clasista  y machista?.  Ahora resulta que soy la madre retrógrada del año:
Yo que trabajo para tener mis caprichos y sus caprichos, sin depender de nadie.  Que le he enseñado desde pequeña, que ella es autosuficiente y no necesita machito ninguno que la cuide y mantenga.
Soy una madre carca porque mi ilusión es que mi hija estudie una carrera, se labre un futuro y no que ande de bar en bar en  las horas de clase con todos los ninis de la ciudad
En fin pronto aprendemos los usos de la manipulación, como le dijo el otro día su amigo gay, que al final vino a dormir a casa  : “tenías que vivir con mi abuela latina y  te ibas a enterar “.

 

MARTA ESTA HARTA

BLOGS EL CORREO GALLEGO

http://blogs.elcorreogallego.es/martaestaharta/2018/01/25/demagogia/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s